Bólidos Míticos (3): Tyrrell P34 (1976)

octubre 13, 2007

Esta vez es el turno de un coche que además de mítico, lo calificariamos de innovador, pues las seis ruedas del Tyrrell P34 no dejaron indiferente a nadie.

six-wheeler.jpg

El Tyrrell P34 fue diseñado por Derek Gardner. La parte trasera de este coche era como la de cualquier fórmula 1 convencional, pero donde radicaba lo más innovador de esta máuina era en su parte delantera. Se pretendía mejorar el coeficiente aerodinámico de penetración, así como la adherencia del tren delantero, para lo que se optó dotarlo con cuatro pequeñas ruedas, de forma que la parte frontal fuese lo más pequeña posible. Los neumáticos Good Year fueron fabricados en exclusiva y desarrollados en secreto para Tyrrell a petición de la propia marca. El P34 estaba propulsado por un motor Ford Cosworth DFV V8 de 2993 cc y 465 caballos de potencia que le permitian alcanzar los 320 km/h. El punto débil de esta idea era la tensión a la que estaban sometidos los neumáticos delanteros, debido a su pequeño tamaño. Además, el conjunto del tren delantero perdía eficiencia si se producia un blocaje en la primera pareja de las ruedas delanteras o en la segunda.

Tyrrell logró el doblete en el circuíto de Anderstorp con la vitoria de Jody Scheckter y la segunda plaza de Patrick Depailler, pero las evoluciones realizadas sobre este coche no hacían más que incrementar su peso y dificultar su pilotaje, es por ello que los pilotos terminaron encontrándose con serios problemas para conducir el coche. El 76 sería el año del P34, pues la temporada de 1977 fue de absoluto fracaso para el “seis ruedas”, ya que Good Year abandonó el desarrollo de los mini neumáticos y Derek Gardner dejaba el equipo. A finales de temporada, el P34 pasó a formar parte de los libros de historia.

Pero el P34 no fue el único coche con 6 ruedas, hubo otros intentos:

-Kurtis Kraft-Offenhauser KK500G(1957)

57indy19.jpg

-March 240(1977)

march-240.jpg

-Williams FW08B (1982)

williams1.jpg

Anuncios

Crónica GP: China

octubre 7, 2007

Tras una temporada de sequía en lo que a crónicas se refiere, volvemos tras este Gran Premio de China, aprovecho para pedir disculpas por mi ausencia en las últimas semanas, por unos motivos o por otros no actualicé el blog con la frecuencia deseada, pero cierto es que no dejé de seguir esta apasionante temporada. Y es que la ocasión lo merece, pues estamos viendo un mundial que ha desembocado en el final más apasionante de los últimos años. Todo esto a pesar de que organizaciones como la FIA, de una forma o de otra se haya empeñado en iniciar una cruzada en contra de a esencia de este deporte, el espectáculo en la pista. Pero todo esto será tema de estudio en los artículos que publicaré a final de temporada.

3947713139.jpg

Después de abandonar Europa, la gira asiática de la Fórmula 1 se vió afectada por unos caóticos temporales que situaron a los grandes premios al borde de la suspensión. Pero el tiempo no sólo estaba revuelto en los cielos de China y Japón, en las altas esferas de los equipos y de esa pandilla llamada FIA también sufrían tormentas en forma de tensiones en los despachos, disputas entre equipos por un punto, algún piloto declarando por sus maniobras, etc.

Lo cierto es que el mundial se ha comprimido de una forma asombrosa, pero también hemos sido testigos de que todo en la fórmula 1 es posible.

Hamilton llegaba a China con intención de sentenciar el campeonato, pero ahora debe poner rumbo a Brasil mentalizado de que deberá trabajar duro, no sólo contra Alonso, Raikkonen no tirará la toalla hasta la última vuelta en Interlagos. Ya lo decíamos que habría que tener en cuenta a Kimi hasta el final. Lástima que haya acusado de falta de regularidad este año, pues a pesar de ser el piloto con más victorias, se encuentra tercero en la clasificación.

En lo que respecta al tercer equipo este año, BMW, están teniendo un final de temporada un tanto discreto, a pesar de que hoy Kubica ha llegado a liderar la carrera, no obstante, los alemanes prometen dar mucha guerra en 2008. Lo mismo que los equipos japoneses, bueno, los equipos del país del sol naciente más bien llevan toda la temporada pasando desapercibidos, pero las condiciones climatológicas ha permitido a Button destacar y ha terminado quinto!!, si, un quinto lugar para button y su coche “ecológico”. No fueron igual de bien las cosas en la competencia de Toyota, con un Ralf anunciando ya su marcha y totalmente falto de motivación, a pesar de que afirme lo contrario.

Pero después de esta carrera y a pesar de lo que pudiera influír la lluvia en el resultado, no podemos pasar por alto un hecho insólito este año, !Los dos Toro Rosso en los puntos!, y con un Vettel inmenso terminando cuarto, realmente tiene manos este chico. Será interesante ver el próximo año la evolución de la escudería con el talento de Vettel y la experiencia de Bourdais.

Ya sólo nos queda una carrera por delante, el circuíto de Interlagos será el encargado de decidir si el título de este año tiene color Inglés, Español o Finlandés, no descartemos ninguna posibilidad. El final de temporada promete.