Bólidos Míticos(2): Lotus 25

Segunda entrega de la serie dedicada a los coches más míticos de la F1. Esta vez es el turno del Lotus 25 que consiguió, en la temporada de 1963, ganar el primer campeonato para Lotus. Y no podía ser en mejores manos que en las de uno de los pilotos más grandes, nos referimos, como no, a Jim Clark.

clark661.jpg

Volando hacia la victoria en Mónaco

Este coche fue diseñado por el conocido Colin Chapman en 1962. Con la creación del Lotus 25, este genio de la F1 creó el primer coche con chasis monocasco, el mayor avance después del motor en posición trasera. El Chasis monocasco permitió construír un coche más bajo y estrecho que los de su época, además de permitir una configuración de suspensiones que otorgaba un comportamiento impecable al coche en las curvas. Este nuevo diseño de chasis también hizo que en la primera aparición del coche en Holanda, tras ser inspeccionado por el comisario John Cooper,éste preguntara a Chapman donde había puesto el chasis.

El Lotus 25 estaba impulsado por un motor Coventry Climax V8 de 1500 centímetros cúbicos. Su primera victoria llegó en el circuíto de Spa. En total, sus números son 14 victorias y 18 poles. Entre estas victorias también se encuentra un primer lugar en las 500 millas de Indianápolis.

Este coche fue utilizado desde las temporadas 1962 hasta 1964 y su diseño había provocado alguna que otra discusión entre Chapman y Len Terry, jefe de Lotus.También discrepancias entra Chapman y otros jefes de equipo que compraban sus chasis a Lotus, pues a pesar de prometerles el suministro de la última versión de su chasis, los clientes recibieron el chasis Lotus 24, mientras el equipo oficial se centraba en el Lotus 25, hecho a medida, como si de un traje se tratara, para Jim Clark.

Pero a parte de estos resultados, el Lotus 25 también resultó ser uno de los coches más peligrosos fabricados por la esccudería. Circulaba el dicho por el paddock de que había dejado “más viudas que la guerra”. También se decía que este coche tenía 50 caballos más de potencia que los demás, pero que no estaban en el motor, si no que estaban en las hábiles manos de Clark, 25 en cada una.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: